¿Qué son los depósitos ADR?

Tabla de Contenidos

Las siglas ADR significan Agreement on Dangerous Goods by Road en inglés, que quiere decir Acuerdo de Transportes de Mercancías Peligrosas por carretera. Ahora bien, ¿Cuáles son las regulaciones e implicaciones del ADR? A continuación, veremos qué factores abarca este acuerdo tan importante.

¿Qué es el ADR?

Es un conjunto de normas que regulan el traslado de mercancías peligrosas en vía terrestre o por carretera a nivel internacional. Este acuerdo europeo atañe a la mayoría de los estados del continente y han derivado en una serie de regulaciones comunes para el paso por fronteras y por el territorio propio.

De hecho, existe un Real Decreto vigente que aclara que en todo el país de España cumplir con las normas del ADR es totalmente obligatorio para el transporte de mercancías. Además, según va pasando el tiempo este acuerdo se adapta a las nuevas necesidades y a las técnicas, productos y avances que surgen.

¿Qué aspectos regula el ADR?

En líneas generales, el ADR se encarga de regular todas las mercancías que se transportan y se consideran peligrosas, además de:

  • Las reglas relacionadas con la construcción de las cisternas.
  • El etiquetado de los bultos, el cual es un apartado donde entran los depósitos de gasoil que han sido homologados para transporte.
  • Las normas sobre descarga, estiba y carga de los productos altamente peligrosos.
  • La documentación que se exige según la normativa para el transporte terrestre de gasoil.
  • Los diferentes tipos de automóviles que se han autorizado, el equipamiento especial en conjunto y los certificados que se necesitan.
  • Los embalajes, depósitos GRG y los envases.
  • La señalización que se le coloca a los vehículos y los bultos.

Clases de mercancías peligrosas

Se considera mercancía peligrosa a todas aquellas materias, objetos y materiales que presentan algún nivel de riesgo para la salud o la naturaleza en general. Este término se usa con frecuencia en el sector transporte y engloba varias sustancias:

  • Peróxidos orgánicos: son sumamente peligrosos, por lo que se les han impuesto limitaciones específicas de cantidad cuando van a ser trasladados por carretera. Un ejemplo común es el peróxido de hidrógeno.
  • Sustancias comburentes: son aquellas sustancias capaces de provocar una combustión, tal como el nitrato amónico.
  • Sólidos inflamables: algunos sólidos inflamables son el sodio y el carbón, pero hay de varios tipos.
  • Líquidos inflamables: claramente son líquidos que también pueden resultar tóxicos como el aguarrás y el gasoil.
  • Gases: esta clase de gases peligrosos pueden ser no inflamables como el oxígeno, no inflamables como el butano y tóxicos como el cloro.
  • Materias y objetos con diferentes peligros: se refiere a los objetos que suponen un peligro, aunque no se haya contemplado con anterioridad, tal como las dioxinas.
  • Materias corrosivas: en este apartado podemos mencionar el ácido sulfúrico y otras materias que causan daños a los tejidos de la piel.
  • Materias infecciosas: son las que contienen radios nucleicos, como el plutonio y el uranio, por lo que son muy peligrosas.
  • Materias tóxicas: son todas las sustancias que pueden causar la muerte de las personas, entre ellas el etanol.

Capacitación necesaria para trasladar las mercancías peligrosas

Solo en el país de España, el transporte de mercancías peligrosas proporciona trabajo para unas 500.000 personas y la mayoría son conductores. Estos hombres necesitan tener una formación especial para realizar el trabajo bajo seguridad.

Además, requieren de una autorización: el carnet ADR para las mercancías peligrosas. Ahora bien, ¿qué requisitos hacen falta para obtener el ADR? Los verás en la siguiente lista:

  • Es indispensable tener residencia en el país y no encontrarse privado por alguna resolución judicial relacionada con el derecho a conducir.
  • Los trabajadores serán sometidos a pruebas de aptitud que se organizan por medio de la Jefatura de Tráfico de la provincia en que vivan.
  • Es importante hacer el curso completo de formación inicial nivel básico en alguno de los centros autorizados previamente por la DGT.
  • Todos los aspirantes deben tener de antemano (por lo menos con un año de antigüedad) el carnet de conducir B. Además, dependiendo de la clase de vehículo que vayan a conducir, se exigirá otro documento, como el D o BTP.

Después de tener todos los requisitos exigidos, se requiere de la autorización personal en la Jefatura Provincial de Tráfico. Después, ya es posible comenzar a trabajar legalmente como un conductor de vehículos con un permiso que tiene una vigencia máxima de 5 años.

¿Es posible tener un depósito con seguridad?

Por supuesto que sí. En Directfluid nos encargamos de que tengas tu depósito en buen estado, realizamos limpieza de depósitos de gasoil, legalizaciones, instalaciones y envíos siguiendo todas las normativas que se exigen. De esta forma, te garantizamos un servicio de calidad, seguro y al alcance de tu presupuesto.

No dudes en acudir a nosotros para el mantenimiento, compra de suministros o montaje de las piezas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Carrito de compra