Almacenaje y transporte de gasóleos: tipos, usos e indicaciones

Tabla de Contenidos

El gasoil es uno de los líquidos combustibles más utilizados a nivel mundial. No es considerado un líquido inflamable, pero sigue siendo un producto combustible, así que debe tratarse con cuidado y medidas de prevención para evitar accidentes.

El gasoil se clasifica como un combustible diésel de Clase II, que a su vez está dividido en Gasoil A, B y C. Cada una de estas variedades tiene una diferente aplicación en la industria y está sometida a diferentes regulaciones.

A continuación, analizaremos en detalle en qué consiste cada uno de estos tipos de gasoil y para qué uso están destinados.

Tipos de gasoil

El gasóleo se puede clasificar en las siguientes categorías:

Gasoil C

Es el gasóleo utilizado para las máquinas que generan calor, como por ejemplo las calefacciones domésticas. Por esta razón, su uso principal está destinado a instalaciones en casas u oficinas para aumentar la temperatura o calentar el agua. Aun así, también se emplea en la industria, pero solamente como calefacción.

Gas oil B

Este tipo de carburante es usado para el sector industrial y agrícola. Además, sus impuestos son diferentes al gasóleo convencional y es necesario adquirir cierta documentación para poder comprarlo. Tiene menos poder calorífico que el Gasoil C, al igual que una densidad más reducida.

Gasoil A

El Gasoil A, a su vez, se divide en otras dos categorías, el A habitual, y el A+, también conocido como Diésel Premium. De cualquier modo, es el combustible que se utiliza para el repostaje de vehículos, es decir, el gasoil que se encuentra en la mayoría de estaciones de servicio.

Almacenaje del gasoil

Independientemente del tipo de gasoil que vayas a usar, resulta fundamental que lo hagas en un depósito o tanque homologado. De lo contrario, no tendrás la suficiente seguridad y hasta es posible que te metas en problemas con la ley.

Siempre hay que cumplir con las normativas de la instalación de depósitos, las cuales cambian en función del volumen de almacenaje y el sitio donde se va a poner el sistema. En este sentido, hay que cumplir con los siguientes:

Normativas, inspecciones y previsiones del uso del gasóleo

Las siguientes normativas son las que se deben tener en cuenta para cada variante de instalación petrolífera:

  • MI-IP01.
  • MI-IP02. Para parques de almacenamiento.
  • MI-IP03. Para instalaciones de consumo personal.
  • MI-IP04. Para instalaciones de suministro a vehículos.

Respecto a la legalización de depósitos, tenemos los siguientes recaudos:

  • Depósitos de 1000 litros o menos. Están exentos del trámite administrativo de inscripción.
  • Depósitos de 1000 a 3000 litros. Se debe presentar una memoria resumida en industria, aunque no es necesario llevar el proyecto.
  • Depósitos de 3000 o más litros. Hay que presentar tanto la memoria resumida como el proyecto de la instalación a la industria.

¿Dónde comprar un depósito de calidad?

Sin importar el uso que le vayas a dar al depósito y del tamaño de la instalación, tienes que comprar productos de calidad. Recuerda que en Directfluid estamos preparados para atender todas tus necesidades, así que no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Carrito de compra